, , , , ,

Cosmos de Carl Sagan y diario Público

sábado, septiembre 25, 2010 Deja un comentario

Os contaré como descubrí yo a Carl Sagan. Hace muchos años, tendría yo 8 o 9, corrían por casa dos cintas VHS de Cosmos. Las había comprado alguien de mi familia, en la típica oferta de lanzamiento de los coleccionables de cada año. Supongo que debía ser algo así como 195 pesetas 2 cintas, o a saber...

El caso es que si ya desde bien pequeño me interesó la astronomía y sentía una profunda emoción siempre que contemplaba una noche estrellada de verano, disfrutaba también con cada noticia, apunte o referencia al cosmos que aparecía en la televisión.

Pero un buen día -y es una imagen que tengo guardada inmutable, y que espero preservarla durante toda mi vida- recuerdo que estaba corriendo y jugueteando por el suelo de casa cuando fui a parar al comedor, donde de golpe y porrazo vi en la televisión a un hombre, con un curioso jersey de cuello alto, hablando de lo que a mí me gustaba y además parecía tranquilo y sensato. Recuerdo que creí que estaba ocurriendo algo impresionante para que un hombre apareciese más de 1 minuto seguido hablando de astronomía. Mi experiencia hasta ese momento era que la astronomía solo era tratada en la televisión -para mi, noticias, películas y cualquier otra cosa era simplemente "televisión", como un todo- escasos segundos con alguna imagen que duraba otros tantos segundos. Pero no, ese hombre estaba ahí, impasible, inmutable, hablando sobre mi mayor pasión. Y además, parecía contento. Radiaba emoción. Radiaba pasión por los temas de los que hablaba. Y encima, se hacia cómodo escucharle. Uno se relajaba y se dejaba llevar por esa voz tan especial y la forma como decía las cosas. A pesar de que no había estado presente desde el inicio de esa emisión y que fui a parar ahí de casualidad mientras jugaba, ¡Lo estaba entendiendo todo! ¡Como explicaba ese hombre! Puedo decir que ahí prácticamente, quede enamorado -que nadie me malinterprete- de la figura de ese hombre.





Me pareció alguien importante: ¡Iba en una nave espacial! ¡Y ya llevaba más de 5 minutos hablando sobre astronomía sin corte alguno! Debía ser alguien realmente muy importante. Al instante, la imagen se fue y volvió la televisión de siempre.

Pasaron los años y fui cuidando mi afición. Descubrí en casa 2 cintas VHS con el título Cosmos. Pero por entonces, aun no había un reproductor VHS en casa. Aun así, me miraba y requete miraba la portada, los textos de la contraportada, las escasas imágenes que salían, etc. Y como no, revisaba periódicamente el típico panfleto que viene con los coleccionables. Era poco, pero era lo más valioso que tenia sobre astronomía. Cualquier noticia de astronomía que me llegaba en un papel, era automáticamente recortada y guardada. Si escuchaba de fondo en la televisión o la radio la más leve referencia a "planeta", "universo", "trasbordador", "sonda" o similar, corría por casa para intentar llegar y enterarme. Y así fueron pasando los años. Pensando que la astronomía quedaba relegada a los minutos finales de los noticieros, a los pequeños titulares de los periódicos y poco más.

Pero un día, ocurrió uno de los hechos más importantes en mi vida: abrieron una biblioteca cerca de mi casa. La Biblioteca Salvador Allende de Girona. Estaba a escasos 300 metros. ¡Podía ir siempre que quisiese! Y allí, acaparé prácticamente toda la sección de libros de ciencia. Entre ellos, descubrí uno muy particular: Cosmos de un tal Carl Sagan. En el instante que alquilé el libro por primera vez no lo reconocí.

Llegué a casa y me estiré a leerlo. Conforme iba avanzando paginas, lo que leía me recordaba a alguien que hacía muchos años había conocido. Las mismas palabras, el mismo tono, la misma facilidad para explicar conceptos, la misma profundidad en las argumentaciones,... ¡No podía ser! Fui corriendo a buscar las cintas de video VHS que llevaban años criando polvo. ¿Ponía "Cosmos de Carl Sagan"? ¡No me lo creía! Fui corriendo al reproductor de video, y metí las cintas. Era el. El mismo. La misma persona que había prendido la mecha de mi pasión por la ciencia y en especial la astronomía. ¡La misma música! ¡Me evocaba los mismos sentimientos! ¡La misma poesía! No podía ser. ¡Ese increíble hombre había estado en mi propia casa! ¡Y durante años! ¡Lo había tenido en mis manos! ¡Había pasado por alto sus cintas cuando buscaba algunas otras en el armario de las cintas! Irremediablemente, comencé a llorar. No totalmente de tristeza -que también, porqué pensé que había perdido un tiempo precioso-, lloré de emoción. Nunca más iba a perder de vista a ese gran hombre y su obra. Ahora ya sabía quién era, sabía donde estaba y sabía como podía conseguir más. Ese día, que recuerdo con mucha emoción, me prometí a mí mismo dedicar mi vida a parecerme todo lo posible a él, a mantener su obra, a promocionarla lo mejor que pueda. Las personas tenemos ídolos en la vida. Ídolos de todo tipo: deportistas, artistas, modelos, escritores, científicos,... El mío no era el científico más importante de la historia. Ni siquiera fue un revolucionario con sus estudios. Pero fue un revolucionario de explicar la ciencia. Nadie ha conseguido superarlo. En mi opinión, merecía estar en lo más alto de los altares de la ciencia por ser la persona que hasta la fecha más ha acercado la ciencia al conjunto de la humanidad. Conmigo lo consiguió. Tiempo después descubrí que lo consiguió con más de 600 millones de personas.

Mirad este video y estremeceros.

Siempre se valora a quien descubre algo revolucionario. Y es justo hacerlo. ¿Pero cuantas veces se valora a quien ha potenciado esos descubrimientos creando vocaciones científicas? ¿A quién ha dedicado su vida a inspirar otras? ¿Cuantas veces se valora de forma importante la divulgación? ¿Cuantas veces se premia la divulgación? ¿Cuantos serian los adelantos científicos y tecnológicos que hoy no tendríamos de no ser por la labor divulgadora, la labor de hacer la ciencia emocionante, de ese profesor de colegio o instituto, por ejemplo? ¿Cuanto tardaremos en comprender que la divulgación científica y la ciencia generan riqueza económomica y cultural en toda sociedad que apueste por ellas? ¿Cuando entenderá el conjunto de la sociedad la importancia de estar formado en ciencia? ¿Cuantos científicos de hoy le deben su vocación a la obra de Carl Sagan?

Carl Sagan y Cosmos abrieron, han abierto y abrirán la caja de los sueños a miles, a millones de personas. Lo hizo en su momento y lo seguirá haciendo. Ahora todo el mundo, mayores y jóvenes, tienen la oportunidad de unirse por un fin común. Ahora niños y padres de toda España pueden y deberían reunirse de nuevo en el sofá del comedor. Tienen un motivo para pasar la tarde juntos: El diario Público regalará cada domingo a partir de mañana, la serie documental Cosmos, que cautivó a más de 600 millones de espectadores en todo el mundo. La mayor y más exitosa serie documental de todos los tiempos. La serie más inspiradora y evocadora probablemente de la historia de la televisión. Reuniros, sentaros juntos en el sofá, encended el reproductor de DVD y mirad Cosmos. Debatid en cuanto acabe. Miraros a los ojos y contemplad las implicaciones de todo lo que acabáis de escuchar y ver. Contemplad entonces vuestro alrededor y pensad cuánta razón tiene ese hombre del DVD. Reuniros, de verdad, y mirad juntos Cosmos de Carl Sagan. Es una experiencia reveladora, emocionante, evoca momentos entrañables y de humildad respecto al cosmos. Es una experiencia que debe vivirse en compañía. Es una experiencia integradora. Una experiencia chocante que une a las personas en lugar de separarlas. Es una experiencia unificadora entre los seres humanos, hace que las personas se olviden de sus injustas catalogaciones políticas, religiosas o culturales, y se unan en un todo, en lo que realmente son: ciudadanos del Cosmos.

De verdad os digo, que es una gran oportunidad. Una oportunidad histórica de hacerse con un documento valiosísimo, vigente aun a pesar de los años que han transcurrido. Una colección que debería estar presente en todas las casas. Una colección que educa, anima y nos hace contemplar el universo que nos envuelve con otros ojos. Y todo por 2€. Cada domingo, el diario Público y un DVD de Cosmos por tan solo 2€.


No intento venderle a nadie la moto, en serio. Pero me sabría mal que esta oportunidad fuese desaprovechada por la gente. Público hace tiempo que se convirtió en mi diario de cabecera, que leo cada día. El único periódico con el que me he sentido prácticamente identificado al 100% desde el primer día. El único periódico innovador de todos los que tenemos en este país. El único que es verdaderamente crítico. El único capaz de hacer el encomiable esfuerzo de dedicarle 4 páginas diarias a la ciencia. El único que realmente valora, se preocupa y cuida a sus lectores. Y lo ha demostrado con este coleccionable.

Mientras el resto de periódicos de España se encargan de regalar vajillas, manteles o ecobolas -ecotrolas-, Público apostó desde el primer día por la CULTURA. ¿Y qué mayor expresión de la CULTURA que la serie Cosmos? De verdad, no os la perdáis. Es un esfuerzo que vale la pena hacer. Quizá ahora no lo valoréis, pero lo haréis en el futuro. Es una inversión de futuro. Una inversión en la memoria de la obra de Carl Sagan.

Por mi parte, a pesar de tener todos sus libros, la serie documental y otros documentos, voy a hacerme con la colección. Porque vale la pena apoyar estas iniciativas. Porque vale la pena esta inversión. Es una inversión en conocimiento, en educación, en cultura. Y lo más importante,

porqué mientras su obra siga viva, el recuerdo de Carl Sagan seguirá siempre vivo en nuestros corazones.

Y en el mío en particular, siempre lo estarás.

18 comentarios »

  • Sloy said:  

    Joer, me he emocionado y todo xD
    Grande Sagan :D

  • Dani said:  

    Muy bonito.

    Saludos.

  • Damián Neri said:  

    Muy emotivo. ¡Hay que saganizarnos!

  • Magufos de izda. said:  

    ¿En Púbico?

    No sé qué tendrían que dar en el Boletín Oficial de ZP para que me diera por comprar uno, pero desde luego Cosmos no les sirve.

  • Francisco Rodriguez Bergali said:  

    Extraordinario homenaje a Sagan y a nuestra serie Cosmos. Realmente, felicidades.

  • Anónimo said:  

    Magufo de izda: ¿has leido ese diario alguna vez? Me temo que no si no sabrías que a quien más caña le dan es al PSOE, que por cierto no es lo que se dice de Izquierdas.

  • Lali said:  

    A mi me parece que la exposición es excesiva, la admiración suena casi a magía. Mucho sentimentalismo, y poca claridad. Vaya por delante mi admiración por Carl Sagan, y por su obra "Cosmos". Recuerdo que la ví siendo un chico cuando la pasaron por TVE, por primera vez. Era la única razón por la que nos ibamos a casa en aquellas noches de verano, (Tambien lo consiguió Felix Rodríguez de la Fuente). Y era tema de conversación en la escuela por las mañanas.
    Somos tan excépticos, y luego cerramos los ojos ante tantas cosas.
    No voy comprar público, que sí, que ya lo he leido.

    Y cuidado con la ortografía.
    Saludos.

  • Magufos de izda. said:  

    ´"Magufo de izda: ¿has leido ese diario alguna vez?"

    Sí, y apesta.

    Mucha caña le dan al PSOE, sobre todo cuando ZP suelta lo de los marditos ehpeculadoreh y en Púbico le obsequian con amplios reportajes sobre el asunto y la consigna repetida hasta marearse.

    O sea, ZP paga a Roures para que le haga oposición por la izquierda y resulta que son "cañeros" contra ZP. Desde luego la fe de los progres en la estupidez del pueblo español es digna del milagro de Lourdes.

    Ah, ya cansa el rollete de "ese no es de izquierdas" porque haya fallado en respetar la Única Verdad que tocaba ese día.

  • Kino said:  

    ¿Sabéis si el doblaje de estos dvds es el de José María del Río?. Es el que le pone voz a Sagan en el primer video de este artículo. Un doblaje a la altura del propio Sagan!

    Y sobre todo ¿sabéis si puedo hacerme con el primer número de la colección?. Me enterado de esta noticia hoy, así que no lo pude comprar ayer.

    Gracias, y un saludo.

  • fer said:  

    totalmente de acuerdo...en lo que a Cosmos y Carl Sagan se refiere. Pero si algo se aprende leyendo sus libros es a no ser sectario y analizar críticamente todas las ideas.....
    No creo que Público sea precisamente un ejemplo de eso. Es el nuevo paladín de ZP, lleno de prejuicios y sectarismo.

    Vamos que meter en el mismo saco a Carl Sagan y a Público es como hacerlo con la Astronomía y la astrología.

  • Irene said:  

    Puedo imaginar como te sentias mientras escribias el post. Y te doy la enhorabuena por escribirlo sin miramientos, solamente soltando lo que estabas pensando/sintiendo en ese momento. Felicidades.
    No conozco la obra de Carl Sagan, que me llamen ignorante si quieren. Pero lo dejo en mi lista de cosas pendientes. Me gustaría pensar que el escepticismo va más allá de las etiquetas.
    ¿y qué si el periodico es de izquierdas o de derechas o centrista? Coje lo que te interesa y lo que no lo desechas. Si mi serie favorita la hicieran en un canal de televisión con la que no comparto la ideologia la veria igual.
    ¿Qué obligación tiene él de mirar su ortografía? ¿No tiene derecho a hacer lo que le da la gana en su blog?
    Pero el caso, es que yo no se mucho de nada, asi que solo doy mi opinión, porqué es mia y por lo menos de eso no tengo dudas.

    Un abrazo!

  • Quasar J-01 said:  

    Hermoso escrito, me emocionó mucho, recordé mis primeros acercamientos a la obra de sagan: irme después del colegio a una biblioteca pública que tenía un único ejemplar, años después gracias al internet pude ver la serie, y conseguir más libros. Si Carl te leyera estaría feliz, pero de seguro en su humildad negaría tantos halagos.

    te invito a oír mi música, en parte, inspirada en la obra de Carl. Un abrazo

    www.quasarj01.cl.tc

  • tomas said:  

    muy bonito, yo crecí con esta serie también, ahora bien. No entiendo porque en todos los blog de ciencia, religión, música, fútbol, lo que sea siempre hay gente que acaba metiendo política o insultando a los demás, que triste. un saludo a todos.

  • Lauri said:  

    Que buen dato, vivo en argentina pero en unos dias voy a madrid por trabajo, a lo mejor lo consigo.
    Saludos!

  • Anónimo said:  

    100% de acuerdo en las reflexiones acerca de Carl Sagan, de hecho leyendo tus sentimientos me he visto a mi mismo de niño, viendo junto a mi madre aquellos increíbles documentales que nos transportaban a cosas tan increíbles y emocionantes que no podía despegar los ojos de la TV. Nunca olvidaré como el gran Carl despertó en mi la llama del conocimiento

  • Anónimo said:  

    Simplemente gracias por todo.

  • Anónimo said:  

    | ...¿Cuantas veces se premia la divulgación?
    Conozco un caso: Guillermo Marconi, que suele recordarse como el inventor de la radio. En realidad, no la inventó completamente... Solo combinó los inventos resultantes de la física del último siglo. Muchos inventores que no consiguieron ganarse la vida con sus descubrimientos, porque no sabían como. Incluso, uno se puso una empresa de radiotelegrafía pero tampoco resultó.
    Marconi, solo tuvo el talento de combinarlos y darle la forma de la radio. Algo que cambió la vida de tantas personas en el mundo. Una nueva conciencia en la casa de todo el mundo. Las noticias de último momento llegarían por primera vez a zonas quizás desconocidas del planeta.
    Ahí, tienes a un divulgador que si fué reconocido debidamente por todo el mundo.
    Muy buena tu historia, también.

  • Deja tu respuesta